¿Impresora monocromo o  color?

A la hora de comprar una impresora, una de las dudas que se nos plantean es: ¿mejor impresora a color o solo en negro (monocromo)? Esta elección dependerá del uso que le vayamos a dar, es decir, si es para ponerla en una oficina, en casa, en un colegio, etc. Dado que el volumen de impresión y la forma de utilizarla es distinta en cada caso, es importante escoger bien.

Otro punto a tener en cuenta es saber si el modelo de máquina elegido tiene consumibles compatibles en el mercado, ya que la impresora se paga una sola vez pero los repuestos en la mayoría de los casos suponen un gasto considerable.

Si le vamos a dar un uso básico como puede ser imprimir trabajos para el colegio o la universidad, facturas o pedidos de pequeños negocios o cosas similares, lo ideal es decantarse por un equipo monocromo, ya sea láser o de inyección de tinta.

Sin embargo si la pensamos colocar en un centro escolar o un negocio donde el uso sea más variado y complejo, debemos adquirir mejor una impresora a color. Esto evita tener que acudir a un centro externo para imprimir documentos o folletos que no sean solamente en negro o, lo que es lo mismo, ahorrarnos un intermediario. Además encontrando un buen consumible compatible, de buena calidad y económico, el gasto no será excesivo.

En último lugar están también las impresoras láser de alta calidad (multifunciones principalmente). Éstas se emplean cuando necesitamos imprimir planos, folletos con una calidad muy alta o realizar tareas como escanear. Los consumibles tienen un precio un poco más elevado pero a cambio la calidad es muy superior y la velocidad muy elevada.

Ya que las características de todas las impresoras anteriores son muy diferentes, conviene estudiarlas bien antes de realizar la compra y así asegurarnos de dejar cubiertas todas nuestras necesidades.


}