aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Limpieza de las impresoras

La vida útil de una impresora depende en gran medida del uso y del mantenimiento que hayan tenido. Por eso es interesante llevar a cabo una serie de procedimientos muy sencillos para intentar alargarla lo máximo posible.

Aunque cada fabricante tiene sus pequeñas recomendaciones a las que siempre puedes acogerte, en C&M Zalve Line te damos las principales y más efectivas.

En impresoras láser debemos seguir estos pasos:

-Desenchufar la impresora y dejarla enfriar más o menos una hora. De esta forma nos aseguramos de que todos sus componentes lo hagan.

-Sacar la bandeja de papel, retirar el tóner y el tambor en caso de haberlo.

-Limpiar los rodillos y el interior con un trapo húmedo pero no de fibra textil para que no suelte pelo. Si además queremos evitar que el tóner manche o suelte algo de polvo, lo colocamos sobre un papel y evitaremos moverlo demasiado.

-Por último volvemos a colocar las piezas en el mismo orden que las hemos sacado e imprimimos de manera habitual.

En impresoras de tinta la limpieza debe ser más frecuente, aproximadamente una vez por semana. Debemos sacar los cartuchos y limpiar los cabezales frotándolos con un paño húmedo. En caso de que haya un atasco de papel, debemos tirar de él muy despacio para evitar de alguna pequeña pieza se rompa. Si vamos a estar un periodo largo de tiempo sin usarla, es conveniente retirar los cartuchos y apagarla.

Siguiendo estas pautas, seguro que tu impresora tendrá una vida útil larga y con un alto rendimiento.


}