aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Mantenimiento de las impresoras

Hoy en día las impresoras se han convertido en un elemento imprescindible en nuestras vidas, ya sea a nivel doméstico o empresarial. En función de su uso, necesitarán un mantenimiento profesional de forma esporádica. En cualquier caso, a continuación te vamos a dar una serie de recomendaciones para tener un funcionamiento perfecto de tu máquina.

-Evita pasar periodos largos sin imprimir. Los diferentes mecanismos y piezas de la impresora (en especial de las impresoras de tinta) pueden acumular restos y secarse. Por este motivo, imprimir de forma constante evitará obstrucciones y manchas indeseadas.

-No colocar el equipo cerca de fuentes de calor, luz solar directa o un ambiente muy húmedo. También es conveniente mantenerlo lejos de comidas y bebidas ya que, sobre todo estas últimas, podrían introducirse en algún hueco y producir daños en su interior.

-Adaptar el uso de la impresora a las características de ésta. Por ejemplo, si necesitas imprimir 200 páginas seguidas y tienes un equipo para un máximo de 50, provocarás un sobrecalentamiento que puede causar una avería irreparable. Por eso es necesario leer las especificaciones técnicas y adquirir la impresora que más se adapte a tus necesidades.

-Elegir una ubicación idónea es fundamental. Por una parte debes colocarla en una superficie rígida donde no sufra movimientos bruscos. También es importante evitar lugares con excesivo polvo o suciedad, ya que esto genera obstrucciones que derivan en malas impresiones y averías. Si dispones de una funda para la impresora, es conveniente ponerla cuando no esté en uso.

-Utilizar consumibles de alta calidad asegura que ningún resto de tinta ni otra partícula salga del consumible y genere desperfectos.

-Sigue siempre las recomendaciones de uso del fabricante de la impresora, así como los procedimientos de limpieza de software que facilitan. Éstos están diseñados especialmente para cada uno de sus productos y así nos aseguramos que funcionen de manera correcta.

-Si vas a limpiarla, asegúrate de desconectarla de la corriente eléctrica en primer lugar. No utilices productos que puedan resultar agresivos y procura no desmontar piezas si no estás totalmente seguro de saber hacerlo.

-Por último debemos tener en cuenta no forzar la máquina tanto al extraer el papel en caso de atasco como a la hora de cambiar el consumible.


}